A huge collection of 3400+ free website templates JAR theme com WP themes and more at the biggest community-driven free web design site

FRENOS: LIMPIEZA PISTÓN Y BOMBA. CAMBIO LÍQUIDO DE FRENOS.

Limpieza de pinza y bomba de freno. Cambio líquido de frenos.

  • Nivel dificultad: medio
  • Duración: 1 hora
  • Herramientas: líquido de frenos, jeringa, tubo transparente y sargentos,además de las herramientas básicas de taller. Cerveza fría.
  • Periodicidad: se debería hacer el cambio de líquido una vez al año y cada varios años (5-10), revisar bomba y pinza.
  • Moto: KTM 690 Enduro, si bien, esta operación de mantenimiento es igual en cualquier moto con frenos de disco).

Empezamos esta nueva sección con una tarea de mantenimiento vital para nuestra seguridad pues del correcto funcionamiento del sistema de frenado dependerá en buena parte que podamos parar la máquina a tiempo y evitemos sustos indeseables.

En este caso, la moto es una KTM 690 Enduro R que cuenta ya con 7 años de aventuras y, a pesar de que ha pasado por taller para mantenimiento, aparentemente nunca le hicieron el cambio de líquido, ni yo tampoco caí en hacérselo. Como frena, pues ni me fijo… craso error. 

Hace unos días en una salida por asfalto, la moto se me quedo frenada de delante y me quedé casi en medio de la carretera con la rueda delantera completamente bloqueada (afortunadamente lo hizo de forma progresiva y además tuve buenos compañeros que me ayudaron). Os podéis imaginar cómo estaba el disco de calentito y el olor a churrasco quemado era tremendo. Después de 15 min, una vez frío pude continuar, si bien se volvió a bloquear al final de la ruta.

¿por qué? Pues bien, una vez abierto el temario y viendo como estaba el líquido, pues simplemente el líquido no podía retornar al calentarse en las frenadas y por tanto dejaba el pistón accionado por la dilatación que, a su vez, se calentaba más… hasta llegar a bloquear la rueda.

Bueno, pues después del “susto”, no quedaba otra que mirar a ver qué estaba ocurriendo y meterse en faena.

Antes de empezar, como en todo, vamos a tener claro en qué consiste y que partes tiene el circuito de frenado de la moto. Son cosas que casi todos conocemos pero no está mal recordarlas y sobre todo saber cómo afectan para poder detectar y solucionar posibles averías.

1.- Maneta de freno, que acciona la bomba de freno, en la cual está el depósito de líquido de frenos. 

En la maneta normalmente tenemos un tornillo de regulación, que hay que ajustar al gusto para obtener el tacto que queremos pero es vital que no se quede accionando la bomba de freno (debe quedar algo de juego) pues en cuyo caso tendríamos: desgaste prematuro de pastillas, discos que se calientan continuamente incluso sin frenar, y deterioro del líquido de frenos en poco tiempo, e incluso bloqueo de la rueda.

Otro punto importante es el depósito del líquido de frenos, que debemos vigilar: comprobar el nivel y ver el color del líquido para hacernos una idea de su estado. Por supuesto, comprobar que no haya fugas.

2.- Latiguillos, en este caso metálicos, que conducen el líquido de la bomba a la pinza. Revisar que no haya fugas.

3.- Pinza de freno, que en este caso tiene dos pistones que actúan sobre las pastillas de freno y que son empujados por el líquido de frenos  que impulsa la bomba al accionar la maneta. También señalar que la pinza de freno tiene unas guías sobre las que se deslizan los dos bloques de la pinza y que generalmente están protegidos por unos guardapolvos de goma. También encontraremos un purgador, para poder realizar el cambio de líquido.

Aquí conviene revisar los siguientes puntos: estado de las pastillas (controlar el desgaste y sustituir si es necesario), vigilar que no haya fugas y limpiar/engrasar al menos en cada cambio de pastillas los pasadores guía deslizantes. Este último punto, en motos de campo conviene hacerlo con cierta frecuencia pues suele entrar de todo y al final pueden quedarse gripados de forma que la pinza no se separe correctamente.

Por último, siempre conviene tener a mano el diagrama de taller del modelo de moto, para posibles dudas y particularidades que pudieran surgir.

Bueno pues después de la previa, vamos al lío.

 

Desmontaje y limpieza de la bomba y pinza de freno

Lo primero que hice fue abrir la tapa del depósito de líquido de frenos… y ya viendo lo que ví, me pude hacer una idea de su estado deplorable. De líquido tenía poco, era más bien viscoso tirando a grumoso… casi ná! Lo raro es que frenara la moto…

Viendo su estado, me di cuenta que no bastaría con un simple cambio de líquido y que tocaba desmontar todo y limpiar a fondo. Con una jeringa saqué el líquido del depósito. Mucho cuidado con el líquido que es bastante corrosivo y conviene proteger la zona y a uno mismo.

Luego solté el latiguillo, primero por la parte que conecta con la pinza, dejando que goteara en un recipiente. Después desmonté la bomba+depósito del manillar con la idea de poder limpiarla fondo.

Por último, ya con la rueda delantera desmontada, quité la pinza de freno: el bloque que lleva los pistones y que se desliza sobre las guías… (no es necesario desmontar el otro bloque que va atornillado a la horquilla).

Ahora tocaba desmontar los pistones de la pinza, con idea de limpiar bien el circuito por dentro. Para sacar los pistones hay varias técnicas… yo opté por usar un pequeño compresor eléctrico que acoplé en la entrada de líquido de frenos (dónde estaba conectado el manguito), con idea de que el aire empujara el pistón y lo sacara fuera. OJO, que pueden salir disparados, estilo botella cava.   

Como mi pinza delantera lleva dos pistones, pues como era previsible, sólo salió uno. Para sacar el otro, lo que hice fue volver a introducir muy poquito el pistón que había salido y bloquearlo con un sargento. Repetimos con el compresor, y sale el otro. Y ya quitamos el sargento y con la mano sacamos el que salió primero. Es importante no intentar sacarlos usando herramientas puesto que podemos dañar la superficie del cilindro.

Bueno, lo que me encontré… mierda a espuertas.

 

Con ayuda de un cepillo de dientes, agua y jabón, fui limpiando poco a poco todo:

Al final todo bien limpio, como nuevo.

Importante comprobar el estado del par de retenes situados en los alojamientos dónde van los pistones. En este caso no se los cambié pero si están en mal estado, cada marca vende unos kits para remplazarlos:

 

Y viendo lo que me había encontrado, no sólo desmonte y limpié el depósito de líquido de frenos sino que también desmonté y limpié la bomba por completo, para evitar que quedaran residuos:

Antes de liarme con la bomba, le eché un vistazo al diagrama de taller:

Y de la misma forma, las marcas tienen su kit de remplazo por si el mecanismo o los retenes del empujador están dañados:

 

Un a vez todo limpio y seco, monté todo en su sitio, sin que sobraran piezas, jejeje 

Conviene untar de líquido nuevo los retenes de los pistones de la pinza, así como los del empujador de la bomba de freno.

Ahora ya toca cargar líquido de frenos, para lo cual si no dispones de un compresor con una bomba de vacío como es mi caso… entonces no queda más remedio que usar el método tradicional, en el que puedes cargar el líquido desde arriba o, como hice en este caso, cargarlo usando una jeringuilla desde abajo, introduciendo el líquido por el sangrador, de abajo a arriba, con idea de que no entre aire. Como no había montado la rueda aún, para el purgado bloqueé los pistones con los sargentos.

Aquí hay opiniones variadas sobre hacerlo desde abajo o desde arriba, pero al final lo importante es que quede bien purgado, sin aire. Ahora vemos el tema del purgado en el cambio de líquido del freno trasero, que “poyaquetamos”, también le hice.

Importante la elección del líquido de frenos, hay que tirar de manual para ver el DOT que podemos usar, pues la composición varía y usar un DOT equivocado puede dañar componentes del circuito de frenos. Tipos de DOT

También conviene no volver usar el mismo líquido del mismo bote de año en año…. una vez abierto, pilla humedad y se deteriora. En el mercado venden envases con diferente cantidad… en mi caso compré uno de 500 ml y me ha sobrado más de la mitad… para la próxima uno de 250 ml será suficiente y así no se guarda pues va perdiendo sus propiedades una vez abierto. 

Se ve el fondo…. igualito que cómo me lo encontré…

 

Cambio del líquido de frenos. Purgado del circuito.

Con el freno trasero no me pude liar tanto por falta de tiempo, pero si que al menos le hice un cambio del líquido, con idea de que cuando encuentre un hueco me líe a desmontar todo y limpiarlo bien.

Lo primero, proteger la zona de posibles salpicaduras. Abrimos el depósito y en la pinza de freno conectamos el tubo flexible transparente al purgador, dejando el tubo con una vuelta hacia arriba para que se llene de líquido y no deje entrar aire.  

Lo ideal es que con la jeringuilla saquemos del depósito la mayor parte del líquido viejo, sin llegar a dejarlo vacío. Y rellenemos de líquido nuevo.

Luego nos vamos al tornillo de purga, con una llave fija, se abre 1/4 de vuelta y comienza a salir el líquido. Vamos dejando salir líquido con cuidado de que el depósito de líquido de frenos no se quede sin líquido pues entraría aire. Cuando vemos que en el depósito queda poco líquido, cerramos el purgador con la llave fija, rellenamos líquido, y así sucesivamente.

Líquido de frenos viejo

Hacemos esta operación de ir sacando por abajo y metiendo líquido por arriba, hasta sustituir el líquido… hasta que veamos que el color que sale es clarito…

Empieza a salir más limpio.

En esta segunda foto, aunque le falta un poco aún, se ve la diferencia con la primera… al final termina saliendo perfecto.

Aunque en teoría de esta forma no deben entrar ni formarse burbujas de aire, para mayor seguridad, realizamos un purgado del circuito. Para ello, llenamos de líquido el depósito, cerramos el purgador y accionamos sobre el pedal del freno repetidas veces para después, dejando apretado el pedal de freno o la maneta, abrir el purgador mientras seguimos apretando la palanca del freno/maneta. De esta forma el líquido sale por el purgador así como las posibles burbujas de aire. Cuando abrimos el purgador, la palanca de freno bajará un poco (incrementa su recorrido al estar el circuito abierto…y, antes de finalizar el recorrido, cerramos el purgador, de forma que no dejamos que el líquido retorne.

Depósito lleno, pulsamos palanca, abrimos purgador… (el protector ese que va en el motor a ver si lo cambio que está feo no, lo siguiente)

Repetimos varias veces y listo. Importante ir rellenado líquido en el depósito cada vez pues no se puede quedar vacío ya que nos entraría aire por arriba.

A diferencia de antes, que tenía la rueda delantera desmontada y boqueé los pistones con los sargentos, en este caso la rueda está montada por lo que no son necesarios.

Bueno pues ya sólo queda limpiar un poquito todo y salir a andar con la moto. Conviene probar el correcto funcionamiento para asegurarse de que todo va como debe. Si en el proceso no hemos cambiado las pastillas de freno y están desgastadas, conviene no llenar el depósito al máximo puesto que el día que las cambiemos, se nos saldría el líquido.

Bueno espero que os sea de utilidad y desde luego, se agradece que comentéis vuestras dudas, experiencia, o si sabéis de algún truco que mejore el proceso, que siempre se aprende algo nuevo!!!

Saludos y gassss

Pelusus

 

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: